CASA SM

2009

El condominio esta compuesto por una serie de casas que terminan en un cul de sac junto con un árbol al fondo. El terreno plano cuenta con un área de 1300 m2 que se encuentra cercado por muros altos. Hay algunos cerros y arboles alrededor que se llegan a ver por encima de los muros. El barrio es tranquilo, casi no hay señales de wifi y no se escucha ningún ruido de la ciudad.


 

El terreno y la situación eran casi una hoja en blanco, salvo por el sol. La mayoría de las casas existentes están dispuestas de tal manera que primero estaba la construcción y después el jardín, así siempre las casas le dan sombra al jardín. Descubrimos que si hacíamos lo contrario la orientación era perfecta. La casa colocada longitudinalmente sobre el eje este-oeste hacia entonces que el jardín estuviese siempre iluminado y que podríamos usar el sol como parte del proyecto de manera muy precisa.


Armamos la casa como en bloques, el espacio entre ellos serian entonces las circulaciones de múltiples alturas, siguiendo el eje este-oeste, recibiendo la luz del sol desde arriba y así cambiando durante todo el día.

 

Este movimiento interior organizado vertebralmente a lo largo del eje conduciría entonces a los demás espacios hacia la vista y luz del jardín.
 Un patio entre los bloques es la salida y la vista de la cocina y del estar del segundo piso. El comedor tiene una doble altura con la biblioteca que lo rodea en el segundo piso y ahí un pequeño escritorio sobre los puentes de vidrio que se conectan a un terraza voladiza, donde las estructuras de la biblioteca salen hacia afuera.

 

Todos los sistemas de mamparas y ventanas siguen un mismo principio, todo es de fierro pintado salvo las partes que se mueven, que son de madera y tienen una sección que responde a como uno las agarrare con la mano.


Una vez iniciada la obra lo primero que se instalo fue el taller de carpintería para los paneles para el concreto caravista con los cuales haríamos casi toda la casa. Así la casa comenzó a armarse,  en palabras del constructor, “como si fuese un gran mueble” y ese grado de detalle fue algo compartido por el constructor, cliente y arquitecto hasta el final y en cada rincón. Entonces cada muro se unió con sus perforaciones. Cada plano, cada elemento, cada parte agregándose a la otra, sin dejar un solo encuentro de lado.

Equipo de Proyecto:                             

Eugenio Giacchetti

Rogelio Llerena

Carla Cuba

Juan Pablo el Souz                                                       

Ubicación:                                           

La Molina, Lima

 

Ingeniero de estructuras:                      

Ing. Jorge Avendaño

                                                    

Contratistas                                         

Ing. Eduardo Paredes

                                       

Diseño de Iluminación                           Hilite                                                  

 

Área                                                   

640.00m2

Fotógrafos:                                          

Gonzalo Cáceres

Gustavo Sosa Pinilla